Suíza

Marzo de 2016

El primer día fuimos a visitar Schaffhausen. El pueblo es, en mi opinión, precioso, y está lleno de pinturas antiguas muy bien conservadas

Otro lugar que visitamos fue Rheinfall, una cascada. Tiene varias plataformas para poder verla desde distintas alturas. El último día por la noche volvimos, ya que iluminan la cascada con diversos colores.

Aquí encontré un vídeo sobre Rheinfall visto desde el cielo:

El tercer día fuimos a la pista de trineo, en Lucerna. Lo pasamos muy bien, y lo recomiendo para cualquiera que vaya. Eso sí, procurad sentaros bien en el trineo y comprobad que sabéis manejarlo. Mi padre se cayó y se hizo daño en la rodilla por este motivo.

Más tarde visitamos Zürich-City en coche (apenas hay lugar para aparcar, y ya era tarde, por lo que no podíamos permitirnos el lujo de visitarla a pie). Pudimos ver la ópera y la central de la FIFA.

El quinto día fuimos a Monte Pilatus. Subimos a la montaña en teleférico , sacamos bastantes fotos, comimos algo y admiramos las vistas. Una cosa curiosa de este sitio fue que los cuervos, al estar acostumbrados a los humanos, no se asustan con nuestra presencia. Es más; si tienes trocitos de pan en tu mano, se posarán en ella.

Más tarde fuimos a Lucerna. Pasamos por dos puentes que tenían historias dibujadas en sus arcos, pero uno (el más largo) estaba quemado en su mayoría por culpa de un incendio que había tenido lugar en 1993.

El último día fuimos a La Montaña de los Monos (La Montagne des Singes). Nada más llegar, nos dieron una bolsa con palomitas. Para los monos, no para nosotros. Aunque estén acostumbrados a nosotros y les demos comida, es preferible no acercarse mucho, por su bienestar y el nuestro.

Más tarde visitamos el lago Constanza, que sirve como frontera entre Suíza y Alemania. Para no tener que hacer todo el camino de regreso a Suíza, volvimos en ferry.

Antes de finalizar, debo avisar que todo en Suíza está mucho más caro que en España, sobre todo la carne. Al estar durante nuestra estancia en la frontera con Alemania, donde la carne tiene casi el mismo precio que en España, pudimos ir allí a comprarla. Eso sí, no dejan pasar más de un kilo por persona. Además, al quedarnos en casa de unos amigos, en esta ocasión no puedo recomendar hoteles de ningún tipo.

El viaje a Suíza estuvo muy bien. Fue, definitivamente, uno de los mejores.

Anuncios

¡Saludos!

Hoy publico la primera entrada de un blog que recopilará información de varios lugares a los que he ido y qué visitar en cada uno, así como información de restaurantes y hoteles.

¡Qué paséis un buen día!